El proceso de recuperación de la más dura y profunda crisis económica de nuestra historia reciente se está consolidando. No es por casualidad. Desde que el Partido Popular asumió la responsabilidad de Gobierno, los errores de diagnóstico y de decisión en la política económica han sido sustituidos por un modelo económico que ya está dando resultados positivos. Siempre que España ha permanecido fiel a la “receta” históricamente contrastada de apertura, reforma, liberalización y competitividad, hemos avanzado en el proceso de convergencia en bienestar y riqueza con las economías más desarrolladas. Frente al inmovilismo o la inexperiencia, las políticas económicas del Partido Popular han demostrado que dan los resultados que reclaman los ciudadanos: empleo, prosperidad y bienestar.

BAJAREMOS
AÚN MÁS LOS IMPUESTOS

EL OBJETIVO ES CREAR 2 MILLONES DE EMPLEOS EN LOS PRÓXIMOS 4 AÑOS

TODOS LOS COLEGIOS TENDRÁN
CONEXIÓN ULTRARRÁPIDA A INTERNET

AMPLIAS REBAJAS FISCALES PARA NUMEROSOS COLECTIVOS

VAMOS A BAJAR LOS IMPUESTOS

QUIEN CONTRATE UN TRABAJADOR INDEFINIDO
NO PAGARÁ SEGURIDAD SOCIAL DURANTE 4 AÑOS

Palabra
del presidente

Ver todas las medidas

Hoy vuelven a escucharse las propuestas de quienes afirman ser capaces de mantener el bienestar, pero una vez más ocultan los verdaderos costes de sus proyectos, que finalmente sufrirían los españoles. Los intentos del pasado por lograr la prosperidad sobre la base de mayor gasto público, mayor déficit y endeudamiento siempre han acabado en fracaso: así quedó patente con la situación económica y social en la que dejaron hundida a España hace apenas cuatro años. Eran tiempos de incertidumbre sobre el presente y el futuro económico de nuestra nación; una incertidumbre paralizante que alejaba a los inversores internacionales y, sobre todo, deprimía a pensionistas, jóvenes, trabajadores y emprendedores que no veían el final a un largo ciclo de dolorosa destrucción de empleo y riqueza en España. Desigualdad, exclusión y ausencia de oportunidades fueron el peor reflejo de los daños causados a la sociedad española en aquellos años.

En el Partido Popular creemos que las cosas deben hacerse de otra manera. Sabemos que sólo con una economía fuerte y pujante es posible crear empleo, sostener a largo plazo nuestros servicios sociales, asegurar las pensiones y el bienestar de todos. Es responsabilidad de la política económica hacer llegar plenamente los beneficios del crecimiento -con justicia y equidad- a todos los ciudadanos que invierten su tiempo, su esfuerzo, su talento y sus recursos en hacer de España un país cada día mejor.

La clave es crear empleo. Es empleo, empleo y más empleo. Es generar las condiciones para que se cree cada día más y mejor empleo. El empleo siempre ha sido la seña de identidad de la política económica del Partido Popular, y así seguirá siéndolo. Los logros alcanzados en los últimos años para dar la vuelta a la situación del empleo en nuestro país han sido posibles porque las reformas afrontadas por el gobierno del PP han sido oportunas, profundas, equilibradas y ambiciosas.

El objetivo de alcanzar los máximos niveles de empleo en España durante la presente década es posible de nuevo. Hace sólo cuatro años parecía una quimera, pero tras dos años y medio de intensa mejora, la sociedad española sabe que puede contar con el Partido Popular para no caer en la desesperanza y la aceptación pasiva del drama del paro. España puede y debe recuperar la ambición y confiar en sus posibilidades. Que haya veinte millones de trabajadores es la meta que, de nuevo, está al alcance de la sociedad española con la continuación y profundización de las políticas que han puesto otra vez a España en la senda del progreso económico y social.

Lo que queremos conseguir es un futuro de prosperidad. Para España esa prosperidad está indisolublemente ligada al proyecto de la Unión Monetaria y a la capacidad para ser respetada en la economía global.

España es país fundador de la zona euro, que precisamente se creó para unirnos más y para hacernos más fuertes en la economía mundial. Pero esa potencia del euro sólo da frutos cuando todos los países interiorizan y asumen los compromisos que supone la pertenencia a la Unión Monetaria y, en un sentido amplio, asumen las demandas de la globalización.

La sociedad española ha dado repetidas muestras de que quiere estar a la altura de este proyecto europeo, apoyando mayoritariamente, como lo hizo hace cuatro años, propuestas reformistas que han permitido restaurar el compromiso de España con Europa y su integración. España ya no es un problema económico para Europa. Y no sólo es parte de la solución, sino que es protagonista de la solución. No sólo somos la economía que más crece entre las grandes economías del euro sino que cerca de la mitad del empleo generado en Europa se genera en y por la sociedad española.

Así, la política económica que ofrece el Partido Popular seguirá teniendo como meta hacer de España un país respetado y competitivo en el seno del euro y de la Unión Europea, y trabajar para que esta Unión sea cada día más fuerte y más cohesionada. Sólo así las empresas y los consumidores en España podrán tener acceso a la mejor financiación: podremos tener acceso a los mercados en condiciones que nos permitan competir desde una posición internacional de privilegio y aumentar así nuestra prosperidad. Con la confianza generada por una política económica orientada hacia la estabilidad y el crecimiento, hemos logrado un éxito exportador sin precedentes e, iniciada la recuperación, hemos consolidado un elevado ritmo de crecimiento de la demanda interna de consumo e inversión.

Las políticas del PP han producido un profundo cambio estructural en la economía española. Las subidas excesivas de precios, que antes dañaban los presupuestos familiares y nos hacían perder competitividad, son una cuestión del pasado. Empresas y trabajadores ahora encuentran en el marco laboral vías distintas al despido para afrontar los procesos de ajuste y adaptación necesarios en momentos de crisis o de transformaciones productivas, y que les permiten competir de forma exitosa en los mercados globales.

Hemos abordado las transformaciones que eran necesarias para modernizar nuestra economía en todos los ámbitos: el sistema financiero, el sector energético o la creación de una verdadera unidad de mercado en todo el territorio nacional, entre otras. Este proceso integral de reformas económicas acometido en los últimos cuatro años ha sido esencial para transitar hacia la fase de crecimiento que hoy disfrutamos. Un crecimiento sano y equilibrado, que ya no depende del endeudamiento, sino que se basa en la confianza de una nación que produce bienes y servicios de calidad con precios atractivos y que encuentran demanda creciente en los mercados internacionales.

De cara al futuro, es necesario continuar con políticas que nos permitan seguir disfrutando de un sistema financiero sólido y solvente que facilite el crédito y garantice el ahorro de los hogares. Y ajustar los parámetros de nuestro sistema fiscal para que sea más eficiente, para que grave con menores impuestos gracias a bases fiscales más amplias y diversificadas. Esto será además compatible con una gestión responsable que aproveche el aumento de la actividad económica para reducir el déficit público en los próximos años.

Como sociedad, tenemos la obligación moral de trabajar para que nuestros jóvenes puedan vivir ese futuro de prosperidad. Asumimos plenamente ese reto porque somos un partido comprometido con España y con su futuro. Creemos que deben ser los propios jóvenes los protagonistas activos del proceso de reformas y transformación económica que les permita -y con ellos al conjunto de la sociedad- sacar el máximo provecho al capital humano que atesoran. Las políticas para la mejora en la formación, capacitación e inserción laboral de los más jóvenes serán claves para permitir que nuestros jóvenes puedan dar continuidad, en un mundo cada vez más competitivo y global, al modelo de éxito y prosperidad que previamente iniciaron y al cual dieron continuidad aquellas generaciones de españoles que hoy aspiran, con sano orgullo, a no ver malograda su contribución a una España con mayores niveles de bienestar.

La innovación, la investigación, el desarrollo y la adaptación de las nuevas tecnologías en nuestras empresas, pero también en la administración y en todos los ámbitos de nuestra sociedad, constituyen para nuestra economía una oportunidad de mejorar que no podemos desaprovechar. Sólo estando a la vanguardia de esos procesos, apostando por tener las mejores prácticas y recompensando a quienes contribuyen con su excelencia a esas actividades, podremos aspirar a participar activamente en los cambios económicos y sociales que hoy apenas podemos atisbar, pero que sin duda afectarán profundamente nuestras vidas.

España ha dado la vuelta a su situación económica en estos cuatro años, pasando de una tendencia destructiva del bienestar a una recuperación sólida y equilibrada. La tarea no está, ni mucho menos, completa. Ahora tenemos un horizonte esperanzador pero precisamente por eso son más necesarias las reformas para hacer fuerte nuestro tejido productivo y es más valiosa una buena gestión de la economía. El Partido Popular ofrece a los españoles una propuesta rigurosa para que la recuperación económica se consolide y se prolongue en el periodo más duradero de prosperidad que España haya conocido.

AGENDA DIGITAL

Consolidar la economía para crear empleo y bienestar

La economía digital como eje del crecimiento económico, la creación de empleo, y la mejora de la competitividad en el futuro.

Universalizar la cobertura de la telefonía móvil 4G y extender la cobertura de las redes de fibra óptica de muy alta capacidad como factor productivo básico. Impulsaremos la tecnología 5G que permitirá el desarrollo de internet de las cosas.

Generalizar el uso de internet a velocidad ultrarrápida y la presencia de nuestras pymes en las grandes plataformas de comercio electrónico para internacionalizarse así como la utilización de los servicios de nube para mejorar la productividad.

Impulso del proceso de transformación digital a través de la iniciativa industria conectada 4.0 que incorporará la tecnología en los procesos productivos.

Impulsar la tecnología aplicada al turismo y desarrollar un programa para que todos los establecimientos hoteleros ofrezcan servicio internet a alta velocidad.

Facilitar al consumidor a través de medios electrónicos el consumo energético en tiempo real y herramientas para comparar ofertas del mercado.

Plan de formación de trabajadores en toda la cadena de valor y en los principales ámbitos de la economía digital en los que se demandarán empleos de calidad.

Impulso de las tecnologías del lenguaje y la traducción automática en España especialmente en lengua española y lenguas cooficiales.

El programa
en 26 tweets

#9/FAMILIAS NUMEROSAS

Apoyo especial a familias con hijos con discapacidad. Condición Familia Numerosa desde el 4º hijo http://bit.ly/26Medidas26J #AFavorFamilias

#24/DEFENDEREMOS LA UNIDAD DE ESPAÑA

Defenderemos la unidad de España como nación de ciudadanos libres e iguales. http://bit.ly/26Medidas26J #AFavorTransparenciayRegeneración

twittear

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Consulte nuestra política de cookies para obtener información adicional sobre tipos, finalidad y forma de gestionarlas.

Aceptar